artículos académicos

INTEGRACIÓN EN EL «SIGLO DIGITAL»

 

file
Muñoz, J (2015) La tecnología del siglo XXI (Imagen)

 

Resumen:

Creemos en nuestro país porque sabemos que existen grandes capacidades nacionales para poder prosperar, pero no somos ajenos a la problemática que conlleva estar en el proceso de globalización. Donde todo está en constante cambio, y debemos aprender a adaptarnos a estos. También el hecho de que los medios de comunicación han ido transformándose a lo largo de estos años, y esto implica el poder conocer los derechos que como ciudadanos debemos exigir en los contenidos comunicacionales.

La complejidad de los medios hoy en día, induce a que conozcamos los cambios que se vienen presentando, y que podamos ser partícipes activos de lo que la sociedad necesita para emerger.  En este artículo estudiaremos la importancia y efectos que este proceso de transición acarrea, tanto en los medios de comunicación, la cultura, la sociedad, etc. A la vez, el poder sacar provecho de las ventajas que nos trae esta “era digital”, donde el Internet se ha vuelto en un elemento importante en la cotidianidad de las audiencias, y poder darle un uso más significativo a este.

Palabras clave:

Comunicación – Cultura – Internet – Medios de comunicación – Diversidad cultural – Derechos – Globalización –  Era digital

Desarrollo de contenido:

Estamos inmersos en una sociedad que atraviesa cambios constantemente, esta condición ha permitido abrir paso de la diversidad cultural a la diversidad intercultural, obligándonos a reconsiderar los conceptos de estos y dando la oportunidad de transformar los procesos que estos conllevan, de acuerdo a las  necesidades y la realidad de estas. Digo abrir paso, porque la diversidad intercultural, incluye algo más intenso y profundo.

Para tenerlo más claro mientras que la diversidad cultural es una “yuxtaposición”, la intercultural es la comunicación  entre las culturas. La primera es convivencia, la segunda, es intercambio; la cultural, remite al conocimiento, mientras que la intercultural es reconocimiento recíproco… Finalmente en el primer rango se pone el acento de visualización, mientras que en el segundo se busca la profundización. (Israel Garzón, 2010)

De la anterior premisa, podemos entonces decir que la diversidad intercultural contiene argumentos a su favor como la  pluralidad que es enriquecedora; la identidad, que favorece los valores culturales inherentes; en el punto de vista social influye en la integración y la sociedad, y como último argumento la no discriminación

Para lograr la integración de la interculturalidad, la educación y la diversidad intercultural, se necesita del apoyo y compromiso de las instituciones públicas, con políticas de integración; como a los medios y profesionales de la comunicación con principios éticos, y a las organizaciones sociales y de ciudadanías activas para la movilización y denuncia. Y  quizá pensemos que estas fuerzas actúen en pro de la sociedad a la vez sea algo utópico,  ya que en la actualidad, el mismo hecho de que los medios de comunicación se hayan desarrollado de forma significativa, ha originado una complejidad de las mismas, tanto en funcionalidad y finalidad.

23476563_1540391142693552_746011059_n
Diversidad de medios Elaboración propia (Fotografía)

El estar inmersos en el proceso de la globalización de redes, si bien nos ha asegurado multiplicar las frecuencias de transmisión y ampliar el número de emisores, pero no nos asegura diversidad. Actualmente, se vive una etapa en que los principales medios de comunicación pertenecen a las mismas empresas, organizaciones u otros, que ponen por encima sus intereses políticos, económicos e ideológicos; generando una concentración de medios, siendo esta una gran amenaza para la democracia. Y me atrevo a decir amenaza, porque la mayoría de países Latinoamericanos, donde la regulación es aun débil, transmiten contenidos con una fuerte vinculación al entretenimiento, donde el medio depende del mercado y la publicidad, donde la falta de responsabilidad de las empresas mediáticas reinan, donde la ausencia del Estado como agente regulador se hace sentir, donde los valores, la identidad y la cultura se van perdiendo; donde lejos de crear agendas públicas a largo plazo , solo visualizan a los medios como tapaderas de los principales problemas que aquejan la política nacional, como una fórmula de adormecimiento para que los ciudadanos sigan en la inacción, ignorando  las contrariedades que los rodean.

 

Es importante detenernos y analizar la realidad en la que nos encontramos, para poder participar del cambio que queremos que se dé, para ello es importante que como ciudadanos conozcamos los derechos comunicacionales, los cuales podemos usar como forma de empoderamiento y salir del meollo en el cuál estuvimos mucho tiempo. Si bien la dependencia de los medios y la política se ha hecho más fuerte en estos tiempos, generando que los ciudadanos se sientan intimidados ante el poder; esta cohibición ha permitido que este gran mal que agobia al país, la corrupción, se abra paso también entre los medios, dejando muchas veces de lado la objetividad y transparencia que son ser los pilares de la comunicación.

La comunicación nos debe de unir, y no separarnos  Si buscamos un mejor país, hay que hacerlo, pero con la participación de todos. Y para poder lograrlo requeriremos de nuevas  pedagogías y espacios de comunicación que hagan viable este proceso. Podemos sacar ventaja de pertenecer a este “siglo digital”, que nos ofrece la oportunidad de crear y utilizar  medios alternativos, que si bien tienen menos capacidad de producción y bajos costos, pero que si son  bien dirigidos  pueden ser unos grandes aliados al fin que perseguimos. Un  gran aliado en el siglo XXI, es el internet, sirve  como medio de difusión de todos aquellos contenidos marginados por los medios tradicionales, y sobre todo como difusor de cultura de parte de aquellos grupos donde su voz no era escuchada, donde ahora ellos mismos tienen la oportunidad de ser creadores, y protagonistas de sus propios contenidos.

Actualmente, en la sociedad, la “sociedad de la información”, se tiene la creencia de que el Internet con libre acceso sirve a todas las personas del planeta, sin excepción; como fortalezas de la libertad de ideas, pero tengamos en cuenta que esta “fortaleza” muchas veces termina convirtiéndose en una muralla difícil de traspasar, para todos aquellos que no cuentan con los recursos tecnológicos en este fortuito mercado de la red.La sociedad en red afecta a todos los ámbitos de la vida humana(Camps, 2012): la comunicación, la enseñanza, el trabajo, las formas de ocio, las relaciones interpersonales y la cultura, esta a su vez expresa un cambio en los individuos.

Nadie niega que este proceso del cual somos parte, la globalización, es ventajoso. Pero también resalta una problemática que proviene desde largo tiempo: la débil formación de identidad cultural de sociedades subalternas en un ámbito hegemónico dominante. Es por ello,  que los profesionales de la comunicación, deben tener en cuenta estos cambios y ajustar la investigación de los diversos procesos a partir de las transformaciones de las culturas subordinadas, es decir, “tomar como eje la pluralidad de matrices culturales”

23513489_1540391246026875_1674508012_n
El Internet como medio. Elaboración propia. ( Fotografía)

Desde que el Internet es parte de nuestra vida cotidiana, se ha modificado las formas de comunicación y los flujos de información. A diferencia de los medios tradicionales como la televisión, la radio; este nos ofrece algo más: interacción. Esta ventaja permite ya no solo tener receptores pasivos, sino interlocutores activos, que participen junto a los autores. Además, nos ofrece una cantidad de beneficios en la edición, una fácil accesibilidad y la rápida difusión de contenidos que están excluidos en los medios habituales, permitiendo a los grupos minoritarios poder compartir y expandir publicaciones culturales, artísticas, realistas;  ya que gracias a estas tecnologías, pueden independizarse de los intereses económicos, políticos y sociales de gobiernos que convierten esta revolución tecnológica en un método de censura y autoritarismo.

Aprovechemos este nuevo proceso de comunicación, utilicemos estos modernos medios que son más accesibles y convirtamos a esta sociedad de unos pasivos consumidores, a una sociedad con su propio potencial de producción.

 

Conclusión

La globalización nos ha obligado a tener que adecuarnos a la modernidad que trae consigo, si bien en los medios de comunicación, esta “mejora” ha servido para que los principales medios se agrupen, siendo propiedades de grupos empresariales grandes con sus propios intereses, no lo demos todo por perdido. Contamos con las nuevas tecnologías que nos abren las puertas a que nosotros mismos podamos ser autores y productores de los contenidos que sentimos que faltan difusión, siendo uno de estos la cultura. Saquemos provecho a este medio que nos ofrece una rápida difusión, fácil accesibilidad y donde los mismos protagonistas pueden ser portavoces de lo típicamente excluido en otros medios. Si queremos cambios, pues no seamos ajenos ni indiferentes a poder ser parte de la solución. Es un proceso largo, pero si queremos un cambio, debemos empezar por nosotros mismos, para luego exigir a las autoridades y a los medios que se respeten dichos derechos, y así empezar a cimentar los poderes en el país.

Entrevista hecha a Yesenia Moreno Llaque, egresada de la escuela profesional de Ciencias de la Comunicación de la UNPRG . redactora y locutora en RPP, filial Chiclayo.



Referencias:

Sitios web

1 comentario en “INTEGRACIÓN EN EL «SIGLO DIGITAL»”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s